ENG :: CAST

¿Qué es (para mi) un Slow Hotel?

Es un nuevo concepto en hotelería y somos pioneros en hablar de el en España, por lo que explicaré que es para mí un Slow Hotel.

Cuando hablo de Mi Paisano Slow Hotels, muchos me preguntáis lo que es un Slow Hotel, y siempre contesto algo parecido a esto: “Es un alojamiento en el que los propietarios llevan la gestión, están preocupados por la sostenibilidad y son de calidad.”

Después de esto, la mayoría me recomiendan algún hotel en el que han estado, les han comentado o han visto en alguna revista, web, o red social; y en ocasiones no encaja con lo que yo entiendo con lo que es un Slow Hotel. Por tanto entiendo que la explicación anterior que les doy, es insuficiente. Mi novia siempre me lo dice (y no sólo sobre esto y, no solo mi novia) “tú lo tienes en tu cabeza y piensas que los demás tenemos que saber de que estás hablando”.

Ya dije algo de ello en mi primer post “Sostenibles, Felices y Únicos”, pero me gustaría volver a hacerlo ya que es una definición que actualmente solo empleamos unos pocos.

Y creo que lo mejor sería ampliar cada uno de los puntos de la escueta explicación anterior:

- Los propietarios llevan la gestión: con esto quiero decir que están en el día a día del hotel, que ayudan a los clientes en su estancia y que hacen tareas necesarias para el funcionamiento del establecimiento. Que trabajan en el hotel vamos.

Esto para mi es fundamental. No me interesan los alojamientos en los que un empresario o un grupo inversor ponen "la pasta" y dejan la gestión en manos de X persona que puede cambiar con los años; tampoco aquellos propietarios que lo único que hacen es analizar la cuenta de resultados y con esto tomar decisiones; o los que aún estando habitualmente en el hotel, desconocen cómo funciona el programa de reservas o los fogones de su cocina.

No es un capricho mío que quiero que esto sea así, es porque creo que la atención, el servicio y la evolución del alojamiento no tienen nada que ver cuando el propietario trabaja en el hotel a cuando no lo hace, no estoy diciendo que sea ni peor ni mejor, simplemente que son Slow Hotels o no lo son.

Cuando lo son hay una historia detrás, una persona o personas que conocen perfectamente el lugar, que se preocupan porque todo salga bien y por dar lo mejor a sus huéspedes, y estas estarán allí año tras año.

- Preocupados por la sostenibilidad: buscan las mejores soluciones para que el desarrollo de su actividad sea lo más beneficioso posible para su entorno. De esta forma, utilizan en muchos casos antiguas edificaciones reformadas, empleando energías renovables, materiales naturales, geles ecológicos o jabones hechos a mano, sabanas de algodón puro y productos de proveedores locales.

Todas estas cosas están muy bien, pero tengo que dejar claro que no tienen porque cumplirse todas para que estén incluidos en nuestro portafolio. Lo que sí que es imprescindible es que den un buen trato a sus empleados, que no sean sometidos a largas jornadas de trabajo, que sean recompensados, que estén contratados por las horas que realmente trabajan, etc.

Esto para mí es imprescindible, porque cuando el personal se siente bien tratado, son más productivos, están más involucrados y, en estos trabajos “de cara al público”, es especialmente clave. Y si no pensar cuantas veces un mal gesto de un camarero o una mala atención de un recepcionista, ha arruinado gran parte de vuestra experiencia en el hotel.

- Son de calidad: con esta característica ya me “cubro de gloria” . Lógicamente, los hoteles que incluyo son bonitos y su atención y limpieza son excelentes, pero lo que buscamos en Mi Paisano Slow Hotels, son alojamientos cuyas instalaciones nos inviten a pasar tiempo en ellos y nos ofrezcan unas actividades variadas y diferentes.

Sin llegar a pertenecer al sector del lujo, su decoración está muy cuidada y sus productos tanto de aseo como del restaurante son de primer nivel. Hoteles a los que desear volver por el hecho de pasar unos días en ellos y seguir conociendo la zona donde están.

Espero haber aclarado un poco más que son para mí los Slow Hotels.

¿Qué dicen mis paisanos?


Tu opinión importa

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados.*