ENG :: CAST

Destinos sin playa para este verano

Llega el verano y las playas son las protagonistas. Paseos a la orilla, cervezas con la brisa marina o puestas de sol en el mar son cosas que a casi todos nos apetecen. Pero porque hay mucho verano y muchos lugares por conocer os propongo algunos destinos alejados de la playa donde disfrutar de la naturaleza sin agobios.

El Matarranya: hacer un picnic junto al embalse de Pena, subir a la colina sagrada de Santa Barbara, acercarse a La Pesquera por la tarde para ver como bajan a beber los animales y pasear en el campo junto a Mas del Bot.

Sierra de Gredos: navegar a vela en el embalse de Burguillo, asistir a las fiestas bajo las estrellas que organiza la bodega Alto Alberche, fotografiar animales y personas de la zona son algunas de las actividades que se organizan en El Hotelito.

Sierra Nevada: a poca distancia de Granada capital en podemos descansar junto a la piscina de La Almunia del Valle con vistas a las montañas, hacer el camino de Los Cahorros al atardecer o una visita nocturna a la Alhambra.

Sobrarbe: recorrer la región desde las bodegas de Somontano hasta los Pirineos, cruzar el campanario de una iglesia con un kayak, en verano los titiriteros ofrecen teatro a diario en Abizanda y alojarnos en La Demba, a la que siempre es buen momento para ir.

Sierra de Aracena: conocer como hacen el Jamón y probarlo, ver la puesta de sol desde la piscina de Finca La Fronda, observar las estrellas con los expertos guías de Babel Nature.

El Maestrazgo: pasear por el nacimiento del Rio Pitarque, refugiarse del sol en la Grutas de Cristal de Molinos y descansar como los caballeros templarios en Las Moradas del Temple.

La Cerdanya: desde Cal Calsot empiezan el verano organizando una muy especial Noche de San Juan y proponen rutas en la naturaleza del Prat del Cadí y recorridos de varios días a caballo.

La Garrotxa: contemplar los paisajes desde el cielo desde un globo, pasear por el borde del cráter de los volcanes, bañarnos en las cascadas y piscinas naturales de Mas Can Batlle.

Rioja Alta: seguir el Río Oja y descubir las aldeas milenarias, hacer una barbacoa en el jardín de Pura Vida y salir de vinos en el casco histórico de Ezcaray.

Sierra de Gata: sin salir de Finca La Ramallosa podemos disfrutar de talleres de cocina, picnics, avistamiento de aves, conocer el mundo de la apicultura, cata de aceites, pesca sin muerte o pasar el día en su piscina con vistas a la inmensidad del campo extremeño.

Valle del Arce: en esta zona de Navarra nunca hace demasiado calor y el verano es ideal para recorrer la Selva de Irati, uno de los bosques más frondosos y ricos de Europa, hacer una ruta de BTT junto al Embalse de Usoz, visitar Roncesvalles y terminar el día contemplando las vistas desde la suite circular de Torre de Uriz.

¿Qué dicen mis paisanos?


Tu opinión importa

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados.*