ENG :: CAST

Haz tu propio queso artesano

Quesos Monte Robledo

Estamos en el Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche, donde bendecidos por unas condiciones naturales excelsas hacen que muchos de sus productos gastronómicos sean reconocidos internacionalmente. Ya hemos hablado de sus famosos jamones cuando visitamos Eiriz y en este artículo conoceremos a otro de sus productos estrella, los multi premiados Quesos Monte Robledo, que al igual que en Eiriz han elaborado una experiencia en la que además de ver como elaboran sus quesos, aprenderemos a crear nuestro propio queso artesano.

Un precioso trayecto desde Aracena, entre bosques, colinas y dehesas (como casi siempre en estas tierras), nos lleva hasta la finca familiar, con certificación ecológica, donde nos recibe una entusiasta María Jesús, la cara más visible de Monte Robledo.

Comenzamos las visita en su particular museo, donde exponen antiguos artilugios de campo como una empacadora, anafres, macacos para recoger aceitunas y muchos más que fueron utilizados por sus antepasados y que sorprenderán a más de uno.

A continuación llega la que es para muchos la parte más divertida de la visita y donde seguro los niños mejor lo pasa, es el ordeño de sus cabras. Estás cabras, en su mayoría de raza florida sevillana, pasan todo el día pastando libres en los montes y dehesas. A excepción de este momento. Se alimentan de lo que cada estación les ofrece, tal como madroñeras, jaras, bellotas… lo que garantiza una leche rica e intensa. Pasamos a zona de elaboración donde da gusto escuchar a María Jesús y ver la pasión con la que nos habla de su trabajo, de las historias de este cortijo de 1918, de cómo sigue con el mismo procesos de curación natural de la manera tradicional, igual que hacia sus madre.

Utilizando la leche cruda de sus cabras, controlando las temperaturas manualmente, dando vuelta a los quesos… procesos que dan como resultado un queso artesano valorado internacionalmente, su famoso “sudao” entre otros.

Ahora seremos nosotros quienes tengamos que elaborar nuestro propio queso, esto no os lo contaré ya que lo mejor es vivirlo en persona, pero si diré que todos (excepto yo, que seguía de viaje y me era imposible) se llevaron su queso a casa para seguir el proceso de curación e imagino que terminar comiéndoselo.

Una cata comentada de sus quesos pone el punto y seguido a la visita. Allí probamos algunos de ellos como la Torta de Aracena de Cabra, el de pimentón, uno de romero, cada uno maridado con un vino local.

Después de la cata y para hacer un poco de hambre para la comida campera, paseamos por su finca hasta el cercano poblado celta de Castañuelo, donde podréis observar unas de las mejores vistas de la Sierra de Aracena.

Teléfono: +34 658 528 800
Dirección: Finca Los Robledos – Carretera Aracena a Castañuelo, km.5