ENG :: CAST

Si no has probado el yogur de oveja de Fonz, no has probado el yogur

Val de Cinca

Fonz es una villa renacentista del Cinca Medio, con más de 80 casas tradicionales; un palacio del siglo XVI, donde vivieron los caballeros templarios y que ahora es casa consistorial y centro de interpretación; una de las iglesias más importantes de Aragón, que se salvo de la quema de milagro durante la guerra civil; y numerosas fuentes de las que proviene su nombre en latín. Y curiosamente (España es muy curiosa en estas cosas) pasa desapercibida para la gran mayoría de los viajeros.

Allí me encontré con Pilar Febas, la “maestra quesera” de rel="nofollow>Val de Cinca. Veterinaria de profesión y emprendedora por vocación, Premio Aragonex 2011 en la Categoría Emprendedor, Pilar lleva las riendas de esta quesería desde sus inicios. Anteriormente, en el año 2000, decidieron cambiar las vacas, con las que siempre había trabajado su padre, por 150 ovejas de élite, de raza Lacaune traídas de Francia. Los motivos fueron principalmente la inestabilidad de precios, las cuotas lecheras y, junto a su hermano, querer hacer algo diferente.

Una visita a la navarra Granja Ultzama, donde elaboran entre otros productos yogur de oveja, llevó a Pilar a intentar reproducirlo en su casa con leche de sus ovejas y un yogur comprado. Y comenzaron a realizar todo el proceso, desde la cría y cuidado de las ovejas, hasta la comercialización y distribución de sus yogures y quesos, en la antigua vaquería de su familia, transformada en una moderna e impoluta quesería.

Empezaron con el yogur, que es su producto estrella. Un yogur muy cremoso, hecho con leche de sus ovejas y sin añadir ningún tipo de aditivo, distinguido con el codiciado sello C´Alial que otorga la Comunidad de Aragón a sus productos diferenciados.

Con la misma filosofía de calidad y naturalidad, elaboran el queso curado, suave, sabroso y de agradable aroma. Y el Nube, que elaboran más recientemente, un queso de pasta blanda delicioso para tomar solo, en ensaladas o como a mí más me gusta, acompañado de alguna mermelada. Todos ellos con el sello Artesanía Alimentaria de Aragón.

Para garantizar su frescura, ellos mismos se encargan de la distribución de sus productos dos veces por semana a su fiel clientela, entre los que se encuentran tanto tiendas especializadas, como restaurantes, algunos de los cuales utilizan para hacer sus cuajadas y otros postres caseros, o incluso helados de Yogur. Pudiéndose hacer pedidos por teléfono o vía online en su web.

Pilar os espera personalmente en su quesería de Fonz los sábados y domingos a las 12h, para mostraros donde, como y quienes lo hacen posible, y descubrir de primera mano el porqué de su emblema, “Val de Cinca, el sabor de lo natural y lo tradicional”.

Dirección: C/ Cantera, 1 (Fonz, Huesca)
Teléfono: +34 615 401 050