ENG :: CAST

Viticultura heroica asturiana

Bodega Vidas y Bodega Obanca

En Asturias llevamos haciendo vino desde principios del siglo X. Concretamente en la zona del suroccidente donde, guiados por los monasterios, producían vinos para su consumo y trueque.

Siglos después y, ya sin la influencia del monasterio, las gentes de la zona elaboraban sus propios vinos de manera tradicional, con las uvas que ellos mismos recogían de sus viñas.

Con la irrupción de la minería se fueron abandonando los viñedos, por no disponer de tiempo suficiente para su cuidado y recolección, llegando casi a desaparecer en las últimas décadas del siglo XX. No obstante, se siguió haciendo vino con uvas traídas de otros lugares. Vinos, en su mayoría, de baja calidad por la uva y por la forma de elaborarlos. Por esto, la mala fama que hasta hace pocos años tenían los Vinos de Cangas.

Hace unos 15 años, con el cierre de las minas, algunas personas están intentando recuperar los trabajos que se habían realizado en la zona tradicionalmente, entre ellos la elaboración de vinos. Lo están haciendo recuperando las viejas viñas y empleando buenos sistemas de producción.

Esta zona de Asturias tiene unas características muy especiales, que hacen que sus vinos sean muy diferentes y, valorados por expertos y amantes del vino a nivel internacional. Su microclima, más seco y cálido que en el resto de Asturias, hace sea posible el cultivo de la uva. Existen cuatro variedades autóctonas, que solamente pueden encontrarse allí, son el Carrasquín, el Verdejo Negro, el Albarín Blanco y el Albarín Negro. Además sus viñedos están en situados en las laderas de las montañas con más de un 30% de desnivel y a más de 500 metros sobre el nivel del mar, siendo reconocidos como Viticultura de Alta Montaña o heróica.

Cuando hablé con Manolo (propietario de Torre de Villademoros) acerca de los vinos que consumían en su restaurante, me comentó que llevaba un tiempo apostando por vinos de Cangas y, que cada vez son más, los clientes que los solicitaban. Como siempre fui a visitar a las bodegas que son proveedores del hotel y así conocí dos que, por personalidad y gestión, son muy diferentes entre sí, pero buscando siempre elaborar vinos con la mejor calidad y cuidando al máximo sus viñas y el entorno.

Bodega Vidas: creada por Beatriz Pérez y Pepe Flórez, dos amantes del vino que decidieron hacer de su pasión su profesión, cuando ella dejo su trabajo en la Universidad de Oviedo y él tras un proyecto de desarrollo científico en el que biólogos y enólogos confirmaron las bondades de esta zona para la elaboración de vinos.

Esta pareja con el apoyo de sus familias comenzó su proyecto en 2012 y, añada tras añada, van mejorando tanto en la producción como en el trabajo en las viñas, lo que está dando como resultado que sus vinos comiencen a ser apreciados no solamente en Asturias, sino también en países como Holanda, Finlandia o Estados Unidos. De hecho, recientemente su “blanco” hecho con Albarín blanco ha sido recomendado por el prestigioso diario “Los Angeles Times”.

Pertenecientes a la DOP Cangas, actualmente, elaboran unas 20000 botellas anuales. Entre las que diferenciamos los 7 vidas, vinos jóvenes, frescos, sinceros, con el carácter propio que les confiere el clima, haciendo un tinto coupage de las uvas autóctonas y un blanco de la variedad Albarín blanco; y los Cien Montañas, los vinos top de la bodega, elaborados con sus uvas seleccionadas de las mejores viñas, realizando un blanco con el Albarín blanco y un monovarietal tinto, que últimamente están haciendo con Carrasquín.

Realizan visitas concertadas, en las que se visitan sus viñas, su bodega y finalmente organizan una cata de sus vinos maridando productos locales. Actualmente están mudándose a una nueva bodega, en la que contarán con un espacio destinado para estos eventos.

Bodegas Obanca, pertenece a una familia vinculada desde siempre al mundo del vino. Los padres José y María, siguen trabajando el viñedo y sus hijos David, Isaac y Carlos que son los que continúan la tradición y han profesionalizado la elaboración y distribución de sus vinos.

En mi visita me encuentro con David Marcos en su tienda en el centro de Cangas, donde venden sus vinos junto con otros productos gourmet. Tienda que han abierto para recuperarse económicamente después de las fuertes inversiones realizadas en su bodega.

Tras unos minutos allí, nos dirigimos a visitar algunas de sus viñas centenarias situadas en las montañas y el valle de Cangas, en las zonas de Obanca, Castro de Limes y Barzaniellas. Durante el camino me comenta como tratan de mejorar año a año y me enseña a sus familiares trabajando en los viñedos del otro lado del valle.

Sus vinos de autor, hacen referencia a su tierra y a las Fiestas del Carmen de Cangas de Narcea. Así encontramos: La Descarga tinto, elaborado con albarín tinto, mencía y verdejo tinto; La Descarga blanco, elaborado con albarín blanco; Llumés, un Verdejo tinto; y Castro de Limés, su cien por cien carrasquín.

Es posible contactar con David, un gran conversador, que nos transmite a cada paso su pasión por sus viñedos y su tierra. Y de una forma improvisada pasar una jornada conociendo un poco más acerca del mundo del vino, el entorno y de historia de Cangas de Narcea.

Recomiendo visitar esta zona menos conocida de Asturias que se está recuperando económicamente apostando por volver a sus oficios tradicionales con una nueva visión, y asistir a la Fiesta de la Vendimia, que celebran todos los años coincidiendo con el Puente del Pilar.